domingo, 24 de enero de 2016

Mug cake de plátano y chocolate vegano y sin gluten


¿Os apetece un dulce sano y no tenéis nada preparado de antemano? En ese caso, seguid leyendo, porque lo que necesitáis es un mug cake. Un mug cake es un bizcocho que se prepara en taza y al microondas, por lo que en muy pocos minutos lo tendremos listo. Los ingredientes necesarios suelen estar en la despensa de todas las casas, y como para preparar el mug cake no hace falta que usemos cantidades exactas, no tendremos ni que sacar la báscula para pesar los ingredientes. Ya no tenéis excusa para recurrir a la bollería industrial. Este dulce es ideal para el desayuno o merienda, tanto para nosotros como para nuestros hijos. Además, es tan fácil de hacer que ellos también pueden colaborar en su preparación. Se lo pasarán bien y se sentirán estupendamente cocinando su propio bizcocho exprés.

Al ver el mug cake de cola cao del blog "Anna Recetas Fáciles", nos preguntamos si podríamos conseguir algo parecido pero para todos los públicos, es decir, un mug cake sin gluten y además vegano (sin huevo y sin leche de origen animal). En definitiva, queríamos eliminar los principales alérgenos de la receta. Y después de hacer varias pruebas, la respuesta es que sí se puede, y aquí está el resultado. Nuestro mug cake de plátano y chocolate no contiene gluten, ni huevo, ni leche de origen animal. Por ello, pueden tomarlo celíacos, alérgicos e intolerantes al huevo y también alérgicos e intolerantes a la proteína de la leche y a la lactosa.

Ingredientes:


- 1 plátano maduro.
- 2 cucharadas soperas colmadas de harina de arroz.
- 2 cucharadas soperas rasas de azúcar.
- 1 cucharada sopera de aceite de girasol.
- 8 cucharadas soperas de bebida vegetal de chocolate (nosotros hemos usado leche de almendras).
- 1/2 cucharada de postre de levadura química para repostería sin gluten.
- Una pizca de sal gorda (aproximadamente, la punta de una cuchara de postre).

Elaboración:


Podéis encontrar el proceso de elaboración en la siguiente vídeo-receta. ¡Es muy fácil!. El vídeo dura sólo 3 minutos. Para verlo, PINCHAD AQUÍ o en la siguiente imagen.


En un bol, aplastamos el plátano con un tenedor hasta obtener una textura de puré. Después, añadimos el azúcar y la leche vegetal de chocolate y mezclamos bien.

En un plato, u otro bol más pequeño, mezclamos la harina con la sal y la levadura. Incorporamos esta mezcla al bol donde habíamos mezclado el resto de ingredientes y removemos bien hasta que todo esté perfectamente integrado formando una masa homogénea.

Vertemos la mezcla en una taza. Para las cantidades que hemos usado necesitaremos una taza con capacidad de 250 ml como mínimo. No debemos llenarla por encima de 2/3 de su volumen si no queremos que rebose dentro del microondas.

Introducimos la taza en el centro del plato del microondas y horneamos durante aproximadamente dos minutos y medio a máxima potencia. El tiempo exacto dependerá del microondas, pues no todos tienen la misma potencia. Como referencia, el bizcocho estará hecho unos 40 segundos después de que haya dejado de crecer dentro del microondas. En ese momento, apagamos el microondas.

Antes de degustarlo, es conveniente dejarlo reposar entre 5 y 10 minutos para que la parte interior se termine de hacer con el calor residual.

Recomendamos tomar el mug cake templado, justo después de que haya reposado. Ya podemos disfrutar de nuestro jugoso bizcocho exprés. ¡Mirad qué pinta tan buena!


Aún así, no nos engañemos... un bizcocho de los de toda la vida, hecho en el horno, está más rico, pero si no lo tenemos preparado de antemano, necesitaríamos esperar mucho tiempo para poder disfrutarlo. Así que siempre podemos recurrir al mug cake para satisfacer nuestras ganas de dulce sin pasar tanto tiempo en la cocina.

Si os ha gustado esta publicación, podéis suscribiros a nuestro canal de youtube o seguirnos en Facebook (si hacéis click en la casilla "me gusta" de la página), donde encontraréis las próximas entradas del blog y muchas cosas más. También podéis seguir nuestro blog introduciendo vuestro e-mail en la siguiente casilla y pulsando "Enviar":

lunes, 14 de diciembre de 2015

Turrón de chocolate, praliné y crocante de almendras


¿Eres de los que nunca se han animado a hacer turrón casero? Con esta receta, no tienes excusa. Más fácil, imposible. Sorprende a tu familia y amigos esta Navidad preparándoles este rico turrón de chocolate, praliné y crocante de almendras.

Ingredientes:


- 300 g de chocolate fondant negro (para postres).
- 225 g de chocolate con leche.
- 65 g de crema (praliné) de almendras (podéis hacerla o usar la del supermercado).
- 35 g de margarina.
- 125 g de crocante de almendras.

Elaboración:


El proceso de elaboración con imágenes y todo lujo de detalles lo tenéis en la siguiente vídeo-receta. El vídeo dura menos de 3 minutos. Para verlo, PINCHAD AQUÍ o en la siguiente imagen.


1) Comenzamos forrando con papel vegetal (o de horno) el molde que vamos a utilizar. Os recomendamos utilizar un molde con forma rectangular. Lo ideal es que nuestro turrón tenga un grosor aproximado de un centímetro y medio. Si el molde es más alto no importa, siempre y cuando no lo llenemos hasta arriba. Nosotros hemos empleado tuppers como moldes para el turrón. Para las cantidades de ingredientes que hemos usado, hemos necesitado dos tuppers de tamaño mediano.

2) Partimos el chocolate fondant y el chocolate con leche en trozos.

3) Derretimos al baño maría el chocolate troceado, la margarina y la crema de almendras, removiendo constantemente hasta conseguir una mezcla homogénea.

4) Apagamos el fuego e incorporamos a la mezcla anterior el crocante de almendras. Mezclamos hasta que quede bien distribuido.

5) Inmediatamente después vertemos la mezcla sobre los moldes que habíamos forrado previamente, recordando que la altura no debe sobrepasar el centímetro y medio, aproximadamente. Dejamos que temple.

6) Introducimos el turrón en el frigorífico durante 48 horas.

7) Desmoldamos nuestro delicioso turrón casero.

¡Y a disfrutar!

Si os ha gustado esta receta, quizás también os interesen:



Si os ha gustado esta publicación, podéis suscribiros a nuestro canal de youtube o seguirnos en Facebook (si hacéis click en la casilla "me gusta" de la página), donde encontraréis las próximas entradas del blog y muchas cosas más. También podéis seguir nuestro blog introduciendo vuestro e-mail en la siguiente casilla y pulsando "Enviar":

domingo, 13 de diciembre de 2015

Turrón de chocolate, galleta y praliné de almendras


Este año también nos hemos animado a hacer turrón casero para compartir con la familia y amigos en Navidad. Es tan sencillo de hacer, que merece la pena probar. En este caso, hemos preparado un delicioso turrón de chocolate y praliné de almendras con galletas.

Ingredientes:


- 300 g de chocolate fondant negro (para postres).
- 225 g de chocolate con leche.
- 65 g de crema de almendras (podéis hacerla o usar la del supermercado).
- 35 g de margarina.
- 50 g de galletas troceadas.

Elaboración:


Podéis encontrar el proceso de elaboración en la siguiente vídeo-receta. ¡Es muy fácil!. El vídeo dura menos de 3 minutos. Para verlo, PINCHAD AQUÍ o en la siguiente imagen.

https://www.youtube.com/watch?v=tPMI8sV_bw0

Si os ha gustado esta publicación, podéis suscribiros a nuestro canal de youtube o seguirnos en Facebook (si hacéis click en la casilla "me gusta" de la página), donde encontraréis las próximas entradas del blog y muchas cosas más. También podéis seguir nuestro blog introduciendo vuestro e-mail en la siguiente casilla y pulsando "Enviar":

jueves, 6 de agosto de 2015

Arroz estilo hindú con pasas y piñones




¿Os gusta el arroz al estilo hindú? Pues con esta receta podréis preparar uno muy sencillo en vuestra propia casa, con muy pocos ingredientes y en poco tiempo. Os sorprenderán su aroma y sabor, ¡está para chuparse los dedos!. No os perdáis este arroz con pasas y piñones al estilo hindú.

Ingredientes:


Para cuatro personas tan sólo nos han hecho falta:

- 300 gramos de arroz Basmati (de grano largo).
- 100 gramos de pasas sin semillas.
- 50 gramos de piñones pelados.
- 1 cebolla.
- 4 cucharadas soperas de aceite de oliva.
- 3 cucharadas soperas de curry en polvo.
- Media cucharadita de canela molida.
- Sal.
- Agua para cocer el arroz.

Elaboración:


1) En primer lugar, se ponen a remojar en agua templada las pasas, durante 20 - 30 minutos, hasta que se ablanden ligeramente. Una vez hidratadas, se escurren bien.

2) En un cazo se pone el agua a calentar junto con el arroz y una cucharada sopera de aceite de oliva. Una vez que hierva el agua, se deja cocer el arroz durante 10 minutos manteniendo el agua siempre en ebullición. El arroz tiene que quedar cocido, pero sin que se pase.

Notad que, en principio, se necesita el doble de volumen de agua que de arroz. No obstante, puesto que en este caso estamos cociendo el arroz por separado, no importa si de entrada se pone más o menos agua de lo necesario, ya que en caso de que falte agua durante la cocción se podrá añadir y en caso de que sobre se podrá escurrir después. Una vez cocido el arroz, se escurre bien y se reserva.


3) En una sartén, se ponen 3 cucharadas soperas de aceite de oliva. En dicho aceite se doran ligeramente los piñones a fuego bajo, durante 30 - 60 segundos, con cuidado de no quemarlos. Una vez listos, se reservan (escurridos) en un plato.

 4) En la misma sartén y en el mismo aceite en el que se han dorado los piñones, se sofríe la cebolla bien picada. Una vez sofrita, se reserva.

5) En una sartén (puede usarse la de los pasos anteriores si es suficientemente grande), se ponen las pasas hidratadas y escurridas del paso 1,  el arroz cocido y escurrido del paso 2, junto con los piñones dorados del paso 3 y la cebolla sofrita del paso 4. Es el momento de añadir las 3 cucharadas soperas de curry en polvo, la media cucharadita de canela molida y sal al gusto. Se rehoga todo a fuego medio durante unos 4 minutos, sin dejar de remover, para que el aroma de todos los ingredientes impregne bien el arroz.

Y listo para servir. ¿Qué os parece? Estamos seguros de que no os defraudará.

¡Saludos!

Si os ha gustado esta publicación, podéis suscribiros a nuestro canal de youtube o seguirnos en Facebook (si hacéis click en la casilla "me gusta" de la página), donde encontraréis las próximas entradas del blog y muchas cosas más. También podéis seguir nuestro blog introduciendo vuestro e-mail en la siguiente casilla y pulsando "Enviar":

jueves, 5 de febrero de 2015

Gratén de pasta con crema de jamón y calabacín



La pasta gusta a casi todo el mundo. Es fácil de cocinar y puede prepararse de muchas formas diferentes. A continuación os mostramos cómo hacer pasta cremosa al horno con calabacín y jamón york. ¿Habéis probado alguna vez la pasta con calabacín? ¡Le va de maravilla! En este caso, además, al ir gratinada se convierte en un plato de lo más apetecible.

Ingredientes:


- 500 gramos de macarrones.
- 350 gramos de jamón york cortado en taquitos.
- 200 gramos de cebolla,
- 1 kilo de calabacines pelados.
- 200 gramos de queso mascarpone.
- 250 mililitros de leche.
- 100 gramos de queso rallado para gratinar.
- 3 huevos.
- Aceite de oliva.
- Sal y pimienta.

Os recomendamos que elijáis macarrones de los que tienen hendiduras con forma de raya en la superficie, ya que se impregnarán mejor de la salsa.

Elaboración:


Para ver la vídeo-receta, con todo lujo de detalles y fotos del proceso, pincha en el triángulo de la siguiente imagen.

https://www.youtube.com/watch?v=2EMF48Pl4rU


1) Preparación del sofrito:

- Se sofríen los taquitos de jamón york a fuego medio-alto, hasta que estén dorados. Cuando estén hechos, se sacan de la sartén y se reservan.

- En esa misma sartén, se hace la verdura. Se aprovecha el aceite que ha quedado tras sofreír el jamón, y si es necesario se añade un poquito más, pero no demasiado, sólo el suficiente para hacer las verduras sin que se tenga que escurrir el exceso después. En primer lugar, se sofríe la cebolla. Cuando esté hecha, se añade el calabacín cortado en trocitos y un poco de sal gorda. Se sofríe el calabacín hasta que esté hecho y se haya evaporado toda el agua que desprende mientras se cocina.

- Cuando el calabacín esté hecho, se añade el queso mascarpone y se mezcla con la verdura hasta que se derrita. 

- Después se incorpora la leche y se deja hervir y que reduzca.

- Se añade el jamón york que se había sofrito previamente.

- Se rectifica de sal y pimienta, se aparta el sofrito del fuego y se reserva.

2) Preparación de la pasta con huevo:

- Se baten los huevos y se reserva.

- Se cuece la pasta en abundante agua salada, siguiendo las instrucciones del fabricante. Cuando esté al dente, se escurre. No se aclara con agua fría porque deberá estar caliente para poder mezclarla con el huevo batido y que éste se cuaje. Por ello, inmediatamente después de escurrirla se volcará de nuevo en la olla en la que se había cocido, pero sin agua.

- Sobre la pasta ya escurrida pero caliente, se vierte el huevo batido y se mezcla hasta que éste se haya cuajado. Si no se cuajase del todo, se puede poner la olla con la pasta a calentar a fuego medio hasta que se cuaje, removiendo constantemente.

3) Horneado:

- En este punto, se mezcla la pasta con el sofrito de jamón y calabacín que se había preparado anteriormente. Se mezclan y se vierte la mezcla en un recipiente apto para horno. Finalmente se cubre la superficie con queso rallado especial para gratinar e introducimos al horno con calor arriba durante 15 minutos aproximadamente, para que se gratine la superficie.

Y listo, ¡a disfrutar de lo que hemos cocinado!


Si os ha gustado esta publicación, podéis suscribiros a nuestro canal de youtube o seguirnos en Facebook (si hacéis click en la casilla "me gusta" de la página), donde encontraréis las próximas entradas del blog y muchas cosas más. También podéis seguir nuestro blog introduciendo vuestro e-mail en la siguiente casilla y pulsando "Enviar":

lunes, 2 de febrero de 2015

Bizcocho de naranja con la cantidad justa de mantequilla



He aquí la receta para hacer en casa y sin complicación alguna un bizcocho de mantequilla con sabor a naranja, ideal para el desayuno. Aunque en principio puede parecer un bizcocho clásico, esta receta presenta una variante, consistente en reducir la cantidad de mantequilla, hasta lo que hemos denominado "cantidad justa", para hacerlo menos graso. Y sin más dilación, comenzamos.

Ingredientes:


- 175 g de harina.
- 10 g de levadura en polvo.
- 175 g de azúcar.
- 3 huevos.
- 125 g de mantequilla.
- La ralladura de una naranja (sólo la parte naranja, pues la parte blanca amarga).
- Zumo de media naranja grande.

En la receta original de este bizcocho se empleaban 175 g de mantequilla, pero como os contábamos en la introducción, para conseguir un bizcocho menos graso hemos reducido esta cantidad a 125 g.

Elaboración:


1) En un bol, se pone la harina tamizada junto con la levadura.

2) Se añaden al bol el azúcar, los huevos, la ralladura de naranja, el zumo de naranja y la mantequilla, que habremos derretido previamente en el microondas teniendo cuidado de que no llegue a hervir.

3) Se mezclan bien todos los ingredientes del bol, hasta conseguir una masa uniforme. Si queréis ahorrar tiempo y esfuerzo, podéis mezclarlos utilizando la batidora.

4) Se vierte la mezcla en un molde que habremos forrado previamente con papel de horno para evitar que se pegue el bizcocho a las paredes del mismo. En este caso, hemos utilizado un molde estándar tipo plum-cake.

Si no disponéis de papel de horno, o si el molde no tiene las paredes rectas, siempre podéis engrasar las paredes del molde con mantequilla y espolvorear un poquito de harina sobre las mismas, sacudiendo el exceso.

5) En el horno precalentado a 175ºC con calor arriba y abajo, introducimos a media altura nuestro molde con la mezcla. A esa misma temperatura y también con calor arriba y abajo horneamos el bizcocho durante 40 minutos.

El tiempo exacto de cocción dependerá del horno y del tamaño y forma del molde, pero rondará los 35 - 45 minutos, aproximadamente. Recordad no abrir el horno mientras el bizcocho esté subiendo para permitir que la levadura haga su trabajo correctamente. Una vez que la altura del bizcocho se estabilice, se sigue honeando hasta que esté hecho. Sabremos que está hecho si, al pincharlo, el pincho sale seco. En caso contrario, se horneará un poquito más.

¡Y a disfrutar de un desayuno sano!

Si os ha gustado esta publicación, podéis suscribiros a nuestro canal de youtube o seguirnos en Facebook (si hacéis click en la casilla "me gusta" de la página), donde encontraréis las próximas entradas del blog y muchas cosas más. También podéis seguir nuestro blog introduciendo vuestro e-mail en la siguiente casilla y pulsando "Enviar":

viernes, 30 de enero de 2015

Pastelitos de yogur griego y queso mascarpone



¿Tenéis visita y os apetece agasajarla con unos pasteles caseros para acompañar el café durante la sobremesa? En ese caso, estos pastelitos de yogur griego y queso mascarpone os parecerán ideales, pues además de estar buenos, son muy fáciles de hacer. ¡Vamos con la receta!

Ingredientes:


- 200 g de yogur griego.
- 250 g de queso mascarpone.
- 200 ml de leche.
- 3 huevos.
- 130 g de maicena.
- 240 g de azúcar.
- 10 g de levadura en polvo.

Elaboración:



1) En un recipiente se baten los huevos y el azúcar.

2) Se tamiza la harina y se añade, junto con la levadura, al mismo recipiente del paso 1.

3) Se vuelve a batir hasta que la mezcla sea homogénea.

4) En otro recipiente distinto, se ponen el yogur, el queso mascarpone y la leche.

5) Se bate la mezcla del recipiente del paso 4 hasta que los componentes queden integrados.

6) En otro recipiente grande se vierten las mezclas de los recipientes anteriores y se baten juntas, hasta conseguir una masa uniforme.



7) Por otro lado, se elige un molde apto para horno con forma cuadrada o rectangular y se engrasa (también podéis optar por forrarlo con papel de horno).

Es importante tener en cuenta que la longitud y anchura del molde que elijamos deben ser tal que al verter la mezcla que hemos conseguido en el paso 6 en él, ésta quede con una altura de unos dos centímetros de grosor, aproximadamente. No obstante, la altura del molde debe de ser mayor de 2 centímetros... de hecho, al menos debe de tener el doble de altura que la de los pasteles antes de hornearlos, ya que durante el horneado la mezcla aumentará de tamaño, aunque volverá a bajar al salir del horno. Es decir, si nuestra mezcla en el molde, antes de hornear, tiene una altura de 2 centímetros, el molde deberá tener una altura de 4 centímetros o más.

8) Se precalienta el horno a 200ºC con el fuego activado solamente en la parte baja. Una vez precalentado, se baja la temperatura a 170 grados y se introduce el molde con la mezcla, situándolo en el horno a una altura media, ni muy alto ni muy bajo.

Se hornea a 170ºC durante 30-40 minutos, o durante menos tiempo si se hiciera antes (dependerá del horno), con cuidado de que no se queme (nótese que la parte externa adquirirá una tonalidad marrón al hornearse, lo cual no quiere decir que se haya quemado).

Para saber si está hecho, bastará con introducir la punta de un cuchillo y comprobar al sacarla que sale seca. En caso de que no salga seca, se horneará un poco más, el tiempo suficiente para que esto ocurra.

9) Una vez horneado, se deja enfriar. Posteriormente se desmolda y se corta en cuadraditos.

¡Y listo para servir!

Si os ha gustado esta publicación, podéis suscribiros a nuestro canal de youtube o seguirnos en Facebook (si hacéis click en la casilla "me gusta" de la página), donde encontraréis las próximas entradas del blog y muchas cosas más. También podéis seguir nuestro blog introduciendo vuestro e-mail en la siguiente casilla y pulsando "Enviar":